¿Trump a empezar la Tercera Guerra Mundial?

By on October 18, 2017

El presidente Donald Trump continúa creando enemigos dentro y fuera de su partido. ¡Qué irónico usar la palabra ‘presidente’ y ‘Donald Trump’ en la misma oración! La guerra más reciente que Trump ha empezado es la ofensiva en contra del senador republicano, por Tennessee, Bob Corker. Éste, quien trabajó arduamente a favor de la campaña del otrora candidato, advierte que las retoricas de Trump podrían conducir a otra guerra. ¡Pa’ su mecha! – como dice un mexicanismo para expresar asombro.

El senador, quien no tiene nada que perder, ya que recientemente confesó que no se reelegirá cuando culmine su periodo senatorial en 2018, afirmó que el presidente de Estados Unidos estaba tratando su trabajo como un ‘reality show’. Asimismo, agregó que su temeridad podría poner al país “en el camino hacia la Tercera Guerra Mundial”.

Donald Trump no se le queda callado a nadie y callado no se quedó, especialmente cuando Corker comparó a la Casa Blanca como un centro para cuidar niños. Algunos expertos políticos opinan que Trump se enfureció cuando escuchó que Corker no optaría por la reelección el próximo año. Buscando ridiculizar al senador, uno de los hombres más poderosos dentro del partido republicano, Trump dijo que el legislador había decido tirar la toalla cuando él se negó a respaldarlo.

“Él quería ser Secretario de Estado”, indicó Trump, quien eligió a Rex Tillerson de Exxon Mobil para ese puesto en el gabinete. “Y le dije ‘No gracias’.” Sin embargo, el senador ha negado haber solicitado el respaldo del presidente para reelegirse o que rogara buscando la designación en la Secretaría de Estado. “Es una pena que la Casa Blanca se haya convertido en un centro de cuidado diurno para adultos”, opinó Corker, a quien Donald Trump necesita por ser el actual presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado. “Obviamente, alguien se perdió su turno esta mañana”, agregó.

Es posible que Trump no reciba el apoyo que necesitaría del senador, especialmente si el presidente decide romper el trato acordado entre la administración del ex presidente Barack Obama e Irán, cuando dicho convenio logró que el país islámico detuviera su programa nuclear. “Ese fue el peor trato que hizo Estados Unidos con Irán”, dijo Trump, al prometer que va a deshacer ese convenio.

Si el mes anterior culmina con unas cuantas trumpaditas el próximo siempre comienza con más y sorprendentes trumpadas, pues al presidente de Gringolandia no se le salva nadie. Es el patrono que exhibe desde antes, durante y después de la compaña que le ayudó a desalojar a los demócratas de la Casa Blanca. Trump habla como el roto, como dicen los caribeños cuando alguien no se mide.

Al ser fuertemente criticado por la falta de apoyo a los puertorriqueño ―tras la devastación causada por el huracán María, el más potente en azotar a Puerto Rico en más de 80 años y el segundo en causar estragos en la isla tras el paso de Irma, el presidente reconoció que los boricuas necesitaban ayuda. ¡Pero lo que exhortó en un twitterazo!: “A Texas y Florida les está yendo bien; sin embargo, Puerto Rico, que ya estaba sufriendo de una infraestructura rota y deuda masiva, está en graves problemas”, dijo Trump. Era como decirle a un cojo que se cae en sus sentaderas y se lesiona con su muleta, ‘te voy ayudar a parar, pero cómo no te ibas a caer jodido si sólo tienes una sola pata’.

Sin elaborar, Trump agregó que penosamente Puerto Rico tenía que mantener presente los miles de millones de dólares que le debía a Wall Street. Esto aseveró sin el uso de su teleprompter mientras millones de estadounidenses-boricuas en la isla permanecían sin electricidad, ni agua adecuada o combustible.

Ahora, Trump le agrega un litigio más al que sería su legado, tras abrirle la guerra a la Liga Nacional de Fútbol Americano. El primer mandatario instó a los dueños de equipos de fútbol a despedir a los jugadores que opten por arrodillarse en vez de ponerse de pie durante la interpretación del himno nacional.

Trump hizo esta recomendación, irritado por la decisión de algunos jugadores de no ponerse de pie en protesta por las políticas del Gobierno y el asesinato de afroamericanos y otras minorías a mano de agentes policiales.

“¿No nos encantaría ver cómo uno de los dueños de la NFL dijera: ‘Saquen a ese hijo de per*a fuera del campo ahora mismo. ¿Estás despedido, cuando no respetes nuestra bandera?”, subrayó Trump en un acto público en Alabama. “Si los jugadores de la Liga Nacional de Fútbol quieren el privilegio de devengar salarios altos, deberían representar el himno nacional. Si no, están despedidos. ¡Encuentre otra cosa que hacer!”

¿Recuerda quién dijo esto?: Sabes que me siento atraído automáticamente a las mujeres hermosas. Empiezo a besarlas. Es como un imán. Sólo beso y cuando eres una estrella, ellas te dejan hacerlo. Puedes hacer lo que tú quieras, agarrarlas por la panoc*a. Puedes hacer lo que tú quieras”. Donald Trump en una entrevista de 2005 con Billy Bush de Access Hollywood

Por Dalbert Sánchez

Pub_PO_Providence_LaJornadaCanada_Top banner_980x90

You must be logged in to post a comment Login