Maldad online

By on February 8, 2013

Por George Perez.

Internet, es fácil ver la tremenda maldad que esta disponible desde nuestros ‘gadgets’ electrónicos y digitales.
Aquí en London sucede casi cada semana la aprensión de personas dedicadas a la pornografía infantil. Pedofilia, drogas, violencia, sadismo e inclusive violaciones pueden ser accesadas en sitios enfermos de Internet.

Al solo estar con mi hijo de diez años navegar por el Internet, a través de juegos o YouTube video, me aterra al vasto numero de imágenes que esos pequeños ojos están expuestos. Imagen no sanas ni gratas, juegos adictivos y que algunos de ellos son explícitamente violentos.

Y que decir de los famosos ‘chat-rooms’ los cuales promueven diálogos crudos y violentos.

Facebook y sites para conseguir pareja, han creado y desarrollado en millones de personas relaciones emocionales con gente extraña en la Web. Estos desarrollos pueden bien llevar a desastres, tal como lo hemos ya visto en las noticias en donde el Internet se sitúa en el centro de controversias.

No permitamos que el Internet tome nuestras vidas. La maldad opera y desenvuelve mejor cuando está escondida, actuando. Y precisamente, la Web es un lugar fantástico para esconderse.

Mi anterior editorial creó baste controversia, buena y mala, en contra y a favor. Heme aquí una ves más compartiendo mi pensar y sentir.

Espero, estimado lector, que seas franco y te atrevas a compartir con tus hijos lo siguiente:

  • Vivimos en una sociedad con una moralidad torcida que premia el comportamiento pecaminoso. Lo malo se le llama bueno, y lo bueno se le ha llamado malo.
  • Las drogas ilegales te hacen sentir bien
  • La experiencia sexual esta reservada para el matrimonio, y entre un hombre y una mujer
  • La Biblia, la palabra de Dios, tiene muchas cosas no solo correctas, sino aún válidas.
  • Lo que es bueno y lo que es malo existe. Llamemos las cosas como son.

Se que hay muchas cosas que debemos decirles a nuestros hijos, esto es un buen comienzo. Quizá te gustaría compartirlas.

Ayudémonos a tomar decisiones sabias.

You must be logged in to post a comment Login