Lorca en sus últimos días (desde una perspectiva cinematográfica)

By on January 15, 2020
El poeta Federico García Lorca

Introducción: Este es el segundo de una serie de tres artículos escritos por estudiantes de posgrado de Estudios Hispánicos que reflexionan sobre la vida y la escritura de Federico García Lorca (1898-1936). Muchas películas han mostrado diferentes aspectos de la vida de este escritor español; Suzette Attopley escribe sobre “Lorca en sus últimos días” desde la perspectiva de una de ellas.   -Victoria Wolff, Profesora Asociada, Estudios Hispánicos 

Además de ser reconocidas como gran fuente de entretenimiento desde siempre, las películas empeñan también el papel de reflejar las realidades de la sociedad, basándolas en hechos reales o en ficción. Con el transcurso del tiempo, se han desarrollado películas que reflejan la vida y muerte del escritor español Federico García Lorca. Veremos cómo se representan de manera cinematográfica los últimos días de Lorca en la película titulada, Lorca, muerte de un poeta (1987). La película se estrenó en televisión española y se basa en el libro Vida, pasión y muerte de Federico García Lorca escrito por el biógrafo Ian Gibson. 

 La apertura de la película trágica es indicativa del ambiente lúgubre que luce de la callada violencia, el silencio hostil, el temor y la inquietud política en España; características típicas de la época antes del estallo de la guerra civil española del año 1936. La película nos lleva a concebir a un Lorca alegre, poético y de espíritu libre, quien se enorgullece de sus obras literarias, sobre todo la de La casa de Bernarda Alba, la cual acaba de terminar. A pesar de su alegría, se revela su consciencia de inseguridad tras numerosas amenazas que había recibido debido a su supuesta postura político-social. Se esperaría que Lorca tuviera miedo ante este hecho, sin embargo, se representa a un Lorca quien se muestra imperturbable ante la amenaza de la muerte. En la cita resaltada al principio de la película, Lorca dice: “Lo que más me importa, es vivir.” 

Cabe señalar que con la disposición plácida de Lorca ante la muerte como se ha representado en la película, se yuxtapone su preocupación por el caos y aprensión provocados en Madrid y en Granada por un previsto golpe de estado. De hecho, Lorca no sólo goza de sus últimos días despreocupado de su entorno, sino también, le perturban los problemas políticos y sociales de su país que surgen de los conflictos. 

Una vez más, el espíritu libre de Lorca se reitera en la escena final justo antes de su muerte; se percibe a Lorca como el hombre que mantiene viva la esperanza. Esta película deja sentir el doloroso impacto de los injustos asesinatos provocados por la época de la guerra civil española.  

Para concluir, la película describe vívidamente la mezcla de las alegrías y los miedos de Lorca durante sus últimos días. A menudo, se cree que una persona al borde de la muerte lo sabe. Las alegrías de Lorca, a mi modo de ver, fueron apropiadas para celebrar su éxito apenas empezado, mientras que sus miedos fueron igualmente apropiados para cuestionar su disposición a morir precozmente.  Gracias a esta representación cinematográfica, tenemos hoy la oportunidad de revivir los últimos momentos trágicos y conmovedores del gran poeta después de casi nueve décadas tras su muerte.

Por Suzette Attopley, Candidata, Maestría en Estudios Hispánicos 

You must be logged in to post a comment Login