Las Oscuras Profundidades de Castellanos Moya

By on May 12, 2019

Estudio literatura hispánica en Western. Me acuerdo de una tarde, hace dos años, cuando estuve sentado en la oficina del Dr. Montano, profesor salvadoreño, y le pregunté si su patria había producido un gran novelista. Tomó un libro de la estantería y me lo prestó. La cubierta tenía la imagen de un joven en un coche amarillo y el título Baile con serpientes. Fue escrito por Horacio Castellanos Moya.

Al día siguiente llevé el libro a la sala de lavandería junto con mi bolsón de ropa. La trama, salpicada con drogas, alcohol, violencia, sexo y humor negro, era entretenida, pero decidí que era una distracción divertida más que un buen tema de investigación. Un año más tarde, leí The Hero with a Thousand Faces del mitólogo Joseph Campbell y cambié de opinión sobre Baile con serpientes. Me di cuenta de que la novela imitaba la estructura del mito universal del héroe. A la vez, subvertía los tropos mitológicos para generar un antihéroe posmodernista en vez de un héroe arquetípico. Vi que la novela tenía profundidades que yo no alcancé a entender en la primera lectura.
Comencé a leer otras novelas de Castellanos Moya: El asco, La diabla en el espejo, Insensatez, El sueño del retorno y Moronga. Todas tienen antihéroes que experimentan un katabasis, es decir, un descenso al inframundo. Mientras los héroes mitológicos descienden físicamente al inframundo para luchar contra monstruos, los antihéroes de Castellanos Moya experimentan un descenso psicológico y se sumergen entre las proyecciones del inconsciente, en una especie de pesadilla interminable.
El mes pasado asistí a una conferencia de Castellanos Moya en Cincinnati. Declaró que, si fuera un hombre religioso, diría que la literatura es la victoria de la virtud del ser humano contra lo malo. Creo que esta idea está relacionada con un comentario que hizo cuando ganó el Premio Iberoamericano de Narrativa Manuel Rojas en 2014: “El ser humano sigue siendo lo mismo: enraizado en la mentira, empecinado en negarse sus lados oscuros.” Su escritura, entonces, la cual está llena de violencia, sexo, odio y fantasía, es una exploración audaz de los lados oscuros de él mismo y de la especie humana; es también una lucha (casi religiosa) de la luz de la consciencia contra las tinieblas de la negación. Desde la perspectiva del psicoanalista Carl Jung, su escritura es un encuentro con su “sombra.”
Moronga es la novela de Castellanos Moya más reciente, más larga, y la primera que toma lugar en los Estados Unidos, siguiendo las historias de dos inmigrantes salvadoreños. Moronga es recomendable, pero Baile con serpientes sigue siendo mi preferida, dos años después de ver por primera vez esa cubierta con el joven en el coche amarillo, y un año después de ver sus raíces en la mitología.

Por Spencer Moyes

Tendiendo Puentes
Western Arts & Humanities

You must be logged in to post a comment Login