Las FARC Denuncian Incumplimiento de Acuerdos de la Habana

By on July 16, 2019

­

El Ejército Anti Restitución vuelve a estar en el centro del debate

 “Nadie se está reorganizando en apoyo a Maduro”, según alto dirigente ex combatiente

Tras la convocatoria de un acto de denuncia en estos días, en la capital española, por incumplimiento de lo acordado en La Habana y por el presunto asesinato de líderes sociales y excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, el antiguo guerrillero colombo-venezolano, Rodrigo Granda Escobar (alias Ricardo Téllez) ha concedido, desde Cúcuta, una entrevista a esta corresponsal para desmentir que las FARC se están reorganizando, ni dentro ni fuera de las fronteras de Colombia, en apoyo de la Revolución bolivariana de Nicolás Maduro. Considerado “el canciller” de las FARC, fue capturado en 2004 en Venezuela y llevado a Cúcuta donde fue apresado oficialmente.

1.- Casi el 70 por ciento de los compromisos pactados están en marcha. ¿Qué perspectivas hay de acelerar ritmo de implementación en los temas sustantivos?

Sobre el 70 por ciento de la implementación de los acuerdos, si está o no en funcionamiento, es relativamente cierto pero los puntos sustantivos, lo que conocemos por la almendra, están retrasados. Es una asignatura pendiente de parte del gobierno.

Falta la disponibilidad de 10 millones de hectáreas (acordadas en La Habana) para la reforma agraria, dada que la injusta distribución de la tierra es un motivo histórico del conflicto armado. En el desplazamiento para narcotraficantes, hay 8 millones hectáreas de terreno, donde ha irrumpido el llamado Ejército Anti Restitución, presunto asesino de unos 700 líderes sociales de Derechos Humanos y regiones, que frena los procesos de reparación y restitución a campesinos despojados de sus tierras por cuenta de grupos armados durante el conflicto. El gobierno no ha podido entregar a los campesinos, un subsidio de 2 millones de pesos para dejar de cultivar la Hoja de coca.

Las vías terciarias, “Colombia Rural” como la de Bogotá con Villavicencio que conecta al país con el Oriente (es la despensa de Bogotá y centro del país, precisamente por la existencia de productos agropecuarios y cárnicos) no funcionan.

Se viene atacando la normativa surgida en la Habana. La CSIVI (Comisión de Seguimiento, impulso, y Verificación de la Implementación), no se ve con buenos ojos de parte del gobierno nacional y aplazan discusiones vigentes (un total de 15)

2.- Dada escisión en partido de Iván Duque, que grado de cohesión interna hay en la protección política de las FARC?

Queremos ser un partido de masas, por lo que necesitamos estar vivos y la muerte ronda sobre los campamentos de las antiguas FARC. Las cifras que se arrojan son alarmantes: 114 integrantes de la guerrilla muertos, desde la entrega de las armas, a manos de grupos paramilitares, sin obviar un total de 700 líderes asesinados.  No se ha trabajado en contra del paramilitarismo ni siquiera su inicio en el funcionamiento de parte de la Fiscalía. La estigmatización contra antiguos guerrilleros sigue presente en el discurso oficial desde altas instancias del poder. Las FARC continúan viéndose como guerrilla, según el gobierno, cuando hemos cumplido con dejación armas e intentamos incorporarnos a la vida normal del país.

3.- ¿Cuál es el futuro de proyección política de las FARC ante la existencia de miembros del ahora partido, quienes valoran como una equivocación haber firmado el Acuerdo de Paz

Muchos dirigentes de las FARC están amenazados y tienen dificultades como partido político, precisamente por lo que le digo: dirigentes, amenazados por actores vinculados a la economía ilegal, a grupos paramilitares en connivencia con altos mandos de la Policía y ejército colombiano. Hay que reconocer que en general, oficiales y suboficiales, soldados y policías se han deslindado del paramilitarismo, si bien existen mandos en las instituciones que no quieren la paz y viven del usufructo de la guerra; al reducirles sus salarios en los cuarteles, se dan cuenta que la guerra les proporcionaba más dinero. Ha habido muertes selectivas en las áreas de la guerrilla de las FARC. Miembros del Ejército exigen el cumplimiento de directrices sobre los resultados inmediatos en la aplicación de muerte sin formula de juicio (falsos positivos).

El estado colombiano se ve impotente por falta de voluntad política para echar mano sobre el fundamento del paramilitarismo. En la Fiscalía General de la República se da el caso de un total de 15.000 compulsas de copia de nombres relacionados con los que organizan y financian a grupos paramilitares y no tienen voluntad de investigarlos. Las FARC no están solas y exigimos, desde la Comunidad Internacional, que se dé cumplimiento a lo pactado, porque hay una campaña internacional y nacional para exigir (“defendamos la paz” sin carácter orgánico) el cumplimiento integral de los acuerdos de la Habana.

4.- ¿Qué hay de cierto en la presunta reorganización de unos 3.500 ex combatientes de los 80.000 desmovilizados?

Es una fábula que 3.000 excombatientes se estén reorganizando en beneficio de Maduro, son cantos de sirena, nuevos golpes que tratan de darse a la organización política abierta.

Estamos cumpliendo con lo que firmamos en La Habana y el que se salga de las líneas de la organización, no pertenece al partido como tal. El pago de 200 dólares/mes al excombatiente se demora siempre. No alcanza para la manutención. Por ingresar a las filas, se puede alcanzar los 2 y 3 millones o 10 millones, como se está ofreciendo a comandantes. ¿No crees que es una tentación? Hacemos labor pedagógica para salir de los espacios territoriales y poder llevar a cabo proyectos productivos de piña, café, cachama, ganadería, siembra maíz, frijol, tomate…..Uribe nos dice que “prefiere ver a antiguos guerrilleros echando plomo en el monte, que verles en el parlamento”. La gente nuestra tiene claro que no va a retomar las armas porque nuestro camino es serio y contundente.

5.- ¿En qué medida afecta el cese de negociación con el ELN en la implementación de Acuerdos?

El fin de conflicto armado con todos sus factores es una premisa indispensable para transitar a la consolidación de una paz duradera. Hay actores que persisten en la lucha armada e incumplen los acuerdos como el Frente de Liberación Nacional (FLN) y el Ejército Popular de Liberación, si bien observan lo que ocurre y no se animan, precisamente, por los incumplimientos persistentes del Gobierno colombiano. Queremos reiniciar diálogos con estas fuerzas que desestabilizan al país. Estoy hablando de una especie de sometimiento a la justicia de estos grupos, pero el Estado tiene que buscar la paz de la nación como bien supremo. Es un derecho y deber de cada ciudadano. Podemos aportar mucho beneficio con nuestra experiencia.

6.- ¿Qué hay de cierto que se pudiera haber conformado, como fuerza de choque, un grupo armado transnacional en apoyo a las FFAA bolivarianas, el llamado Plan de Defensa de Maduro?

La calumnia de la extrema derecha junto con los intereses de ciertas potencias extranjeras de mezclar al presidente Maduro y su revolución bolivariana con la guerrilla a nivel transnacional es una preocupante provocación. Nadie de las FARC se está reorganizando para pelear, ni dentro ni fuera, de Colombia. No tiene sentido ni quiero aludir a semejante embuste.

La decisión política de negociar con el Estado colombiano fue el producto de varios plenos del Estado Mayor Central de la guerrilla de las FARC y una decisión adoptada en la décima Conferencia Nacional de todos los guerrilleros, y no fue el capricho de una dirección, sino el conjunto de combatientes que llegamos a esta conclusión y las personas firmamos el acuerdo y lideramos el proceso en La Habana y es cierto que existen algunos que se desprendieron de este acuerdo y su responsabilidad al apartarse de nuestra línea de trabajo, por motivos que no quiero decir, y dado que adoptan una conducta diferente y no cumplen con la línea política del partido, ya no puede ser parte integrante del mismo. La Asamblea Nacional de los Comunes será en noviembre para alcaldías y consejos y asambleas departamentales y no tenemos garantías de que se celebre con éxito por las amenazas. Carecemos de financiación pero consideramos que podemos aspirar a cubrir la campaña electoral, siempre que el Gobierno se comprometa a combatir, con mano dura, el paramilitarismo e izquierda revolucionaria.

POR CARMEN CHAMORRO GARCÍA, DIRECTIVA DEL CIP/ACPE Y MIEMBRO DE ADESYD

You must be logged in to post a comment Login