La violencia machista mata a las bolivianas cada vez con más saña

By on June 12, 2019

Ocho feminicidios en menos de una semana, algunos perpetrados con una crueldad extrema, vuelven a levantar las alarmas en Bolivia ante una violencia machista que desde enero hasta principios de junio se ha cobrado la vida de 56 mujeres.

La información mostrada por la prensa boliviana en los últimos días se tiñó de rojo por la seguidilla de reportes de muertes violentas de mujeres, por puñaladas, golpes o asfixia, en su mayoría a manos de sus cónyuges o exparejas.
Cada caso ha conmocionado al país, pero hubo dos en particular que desataron indignación e incredulidad, por la crueldad y saña con que actuaron los feminicidas.
Uno de los casos fue el de Abigail, una joven de 18 años cuyos familiares reportaron como desaparecida el sábado de la pasada semana y su cuerpo fue hallado un día después en un barranco en la zona sur de La Paz.
El supuesto asesino de Abigail fue su exnovio de 16 años, quien primero le hizo cortes en el cuello y las muñecas antes de matarla con un golpe en la cabeza, no se sabe si con una piedra o un martillo, según reportes policiales.
El acusado, que confesó el delito, fue enviado a un centro de rehabilitación en La Paz, ante reclamos de la familia y amigos de Abigail, quienes denunciaron que el muchacho la acosaba.
Otro caso que causó indignación involucra a dos policías de la ciudad oriental de Santa Cruz, que supuestamente mataron a Rigoberta, una mujer de 39 años, y ocultaron el cuerpo en un barril que luego enterraron en una casa.
Rigoberta fue pareja de uno de los agentes, con el que tuvo una niña que actualmente tiene 11 meses, según medios locales.
La mujer había pedido al policía que le pague asistencia familiar y le advirtió con denunciarle e informar a su esposa sobre la existencia de la niña, lo que supuestamente desencadenó el feminicidio.
Entre enero y la primera semana de junio, el Ministerio Público boliviano registró 56 feminicidios, de los que 14 fueron cerrados con sentencia o por extinción del caso, según informó el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa.
Ocho casos ya tienen sentencia, “seis se extinguieron por muerte del agresor y el resto está en etapa de investigación con autores identificados”, indicó el fiscal.
Entre enero y junio de 2018, la Fiscalía registró 62 feminicidios, por lo que la incidencia es “similar en el mismo periodo de 2019”, destacó la Fiscalía.
Bolivia tiene en vigencia desde 2013 una ley que protege a las mujeres de todo tipo de violencia y que castiga el feminicidio con treinta años de prisión, la pena máxima de la legislación boliviana.
Pese a esta norma, la preocupación ante los casos de violencia machista y la saña con que actúan los agresores sigue siendo una constante para las organizaciones feministas.
Preocupación que se justifica en coyunturas como la actual, en la que estos “ocho feminicidios que han sido muy crueles y con expresiones brutales” han dejado una “consternación” general en “la sociedad civil, la gente y los medios de comunicación”, dijo a Efe la directora de la Coordinadora de la Mujer, Mónica Novillo.
“Lo terrible es el mensaje que está detrás de cada uno de los feminicidios, es decir, la crueldad con la que se está maltratando a las mujeres que es digna de películas de terror”, lamentó.
Para explicar lo que está sucediendo, Novillo mencionó a la antropóloga argentina Rita Segato, quien plantea que “hay una pedagogía de la violencia en la que se envían mensajes para que las mujeres en nuestra sociedad cambiemos nuestro comportamiento”.
“Nos están diciendo que tenemos que volver al espacio privado si no queremos recibir violencia, que ya no debemos estar en el espacio público”, señaló Novillo, cuya entidad agrupa en el país a 26 organizaciones defensoras de la igualdad de género.
A su juicio, la respuesta de las autoridades ante la violencia contra las mujeres y el feminicidio “no está siendo suficiente”.
En cuanto a las cifras, Novillo consideró que si se tiene en cuenta que “este mes se ha acelerado la cantidad” de casos y de mantenerse este ritmo, es probable que el año cierre con más feminicidios que en 2018.
El fiscal Lanchipa indicó que los datos a junio deben llamar “a la reflexión”, por lo cual el Ministerio Público organizará un evento precisamente para analizar la aplicación de la ley boliviana contra la violencia machista.
Gina Baldivieso

You must be logged in to post a comment Login