La UE se comporta de forma irresponsable en relacion a la cuestion catalana

By on October 31, 2021

Abel Riu es Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad de Barcelona, y Máster en Política y Estudios Internacionales por la Universidad de Uppsala, especializado en el espacio postsoviético. Co impulsor del Catalonia Global Institute, Centro de Análisis en Política Exterior y Seguridad Internacional de Cataluña, en una entrevista concedida a esta corresponsal en el centro de Barcelona, afirma que la manera más eficaz que pueden tener los países occidentales de defender los derechos humanos en Rusia, China o Cuba, es en primer lugar centrarse en asegurar que estos derechos son respetados en sus propios territorios. En relación a la cuestión de Taiwán, afirma que tiene derecho de autodeterminación, y que este conflicto supone y seguramente seguirá suponiendo durante los próximos años el principal foco de confrontación entre los EEUU y China. Una cuestión que, por otro lado, le genera cierta incomodidad al gobierno español, por sus derivadas en relación a la cuestión catalana.

1.- ¿ES POSIBLE MEJORAR LAS ACTUALES RELACIONES ENTRE LAS POTENCIAS OCCIDENTALES Y RUSIA?

En estos momentos, se puede decir que las relaciones entre Occidente y la Federación Rusa están en su peor momento desde la caída de la Unión Soviética hace treinta años. Desde el 2.007, se percibe un deterioro progresivo de las relaciones entre Rusia y Occidente. Con frecuencia se olvida que Vladimir Putin, al llegar a presidencia en el año 2.000, intentó establecer puentes de colaboración y cooperación con Occidente, especialmente con los Estados Unidos. Fue el primer mandatario internacional que llamó a George Bush tras los atentados del 11 de setiembre de 2001 para expresar sus condolencias, y ofrecer la capacidad logística rusa y el territorio de Asia Central para cualquier operación militar de represalia contra los talibanes en Afganistán. Desde Moscú se percibió que estos y otros ofrecimientos de colaboración como aliado fiable, no fueron valorados ni tenidos en cuenta, y que a Rusia se la seguía tratando en clave de rivalidad, e incluso de enemistad. La OTAN continuó su expansión hacia las fronteras rusas, rompiendo los compromisos que se firmaron con Gorbachov a finales de los años 80. Es importante entender la cosmovisión rusa del mundo, y el hecho de que los territorios comprendidos dentro de la antigua Unión Soviética siguen jugando un papel fundamental no solo en política exterior y de seguridad de la Federación Rusa, sino que también son percibidos como fundamentales para la propia supervivencia del Estado ruso en sus características y territorios actuales. Ello también explica la reacción rusa a la crisis en Ucrania (2013/2014), con la anexión de Crimea y el inició de la guerra en el Donbás. Para Moscú, el valor simbólico, histórico, político y económico de Ucrania es fundamental, y por ello el hecho de que Ucrania fuese apartada de la órbita de influencia rusa desencadenó unos hechos históricos que marcaron un punto y aparte en las relaciones entre Rusia y Occidente.

2.- ¿CUAL DEBIERA DE SER LA POSICIÓN DIPLOMÁTICA DE ESPAÑA EN RELACIÓN CON CHINA Y RUSIA?

China, después de más de 100 años de ostracismo del conocido en el conocido como “siglo de la humillación”, lleva décadas embarcada en un crecimiento económico espectacular, sacando a más 500 millones de personas de la pobreza, y alcanzando unos niveles de desarrollo tecnológico e industrial nunca visto en tan poco tiempo. Esto genera un impacto a nivel mundial, especialmente por lo que respecta a las relaciones de poder y a la configuración de un nuevo orden global. El surgimiento de otras potencias como India, y el ascenso de los países del ASEAN, está generando que el epicentro económico, político y militar del mundo se mueva cada vez más hacia el área del Indo Pacífico.

China revindica como su zona de influencia propia los conocidos como mares del sur y este de China, y a su vez reivindica la isla de Taiwan como parte de la República Popular de la China. Por su parte, Taiwan reclama que es una nación con derecho a la autodeterminación, contando con la protección militar de los Estados Unidos, y siendo el principal foco de confrontación entre Washington y Bejing.       

Por ello, toda ampliación de la presencia militar de Estados Unidos o de países europeos en el área Indo Pacifico y del mar del este y sur de China es percibida como una amenaza para Beijing. En este sentido, es interesante ver hasta qué punto es posible establecer una estrategia coherente entre los diferentes socios a ambos lados del Atlántico en relación a China. No solo se puede dar una competencia entre China, Rusia e India y EEUU, sino que existe el riesgo de que a su vez se produzca una rivalidad creciente entre algunas potencias europeas como Francia, y EEUU, como se ha visto con la cuestión del AUKUS.       

Por su parte, el Estado español es uno de los países de la UE que mantiene unas las relaciones más fluidas con las autoridades chinas, y es evidente que la cuestión de Taiwan y la creciente confrontación entorno a esta cuestión entre Beijing y diversos países occidentales generan incomodidad en Madrid. Es importante destacar que, históricamente, el Estado español ha centrado sus prioridades a nivel de política exterior en Europa Occidental, Latinoamérica y Norte de África, siendo la zona del Indo Pacífico hasta ahora poco prioritaria en Madrid.  

3.- ¿CÓMO VALORA LA POLÍTICA EXTERIOR DEL GOBIERNO ESPAÑOL EN LA ACTUALIDAD?

Des de hace más de un siglo el Estado español ha tenido siempre un perfil por lo general bajo en política internacional, muy centrado en cuestiones internas, especialmente la unidad territorial, una tendencia que se ha mantenido hasta la actualidad. En este sentido, son muy representativas las palabras del expresidente Mariano Rajoy, que en una ocasión dijo: “A mí me preocupa lo que pase en Soria y no, en Siria”. El expresidente Aznar intentó jugar papel más relevante, aunque de manera equivocada, en su alianza con americanos y británicos para apoyar la invasión de Irak en el 2003.

Parece que Pedro Sánchez, con buen criterio, ha apostado por jugar un papel más importante en el contexto europeo. Ha reforzado la presencia militar española en misiones de la OTAN en Este europeo (Rumanía y Países Bálticos); se ha aprobado plan para África muy ambicioso; ha ofrecido bases militares en territorio español para ejercer como puerta entrada de refugiados afganos. A su vez, participa activamente en el debate en relación con la cuestión de la conocida como “autonomía estratégica” de la UE, con voz y posición propia, apoyándose en países como Italia o los Países Bajos Se perciben gestos del gobierno español para incrementar su capacidad de proyección a nivel internacional.


4.- ¿TIENEN LOS PAISES EUROPEOS, POR SEPARADO, CAPACIDAD Y DIMENSIÓN PARA SEGUIR TENIENDO UNA POSICIÓN RELEVANTE EN LA ACTUAL GEOPOLITICA GLOBAL?

Es importante dejar de considerar a Occidente como bloque homogéneo. Se observan grietas crecientes por lo que respecta a los intereses de los miembros de la Alianza Atlántica, y la comunión de intereses entre socios a un lado y otro del Atlántico. El Brexit es un ejemplo, pero también se puede hablar de la política de exterior y de seguridad de países como Estados Unidos, Francia, Grecia, Turquía, Hungría o los Países Bálticos, con intereses contrapuestos que no siempre van de la mano. En este contexto, surgen las llamadas a apostar por una “autonomía estratégica” para la Unión Europea, a fin de reforzarla como bloque de poder en clave geopolítica, más y mejor adaptada a un nuevo orden mundial que se va configurando multipolar, en el que China alcanza máximo protagonismo como elemento que trastorna el paradigma unipolar de los años 90, en los que EEUU actuaban de forma hegemónica. En este sentido, habrá que ver hasta que punto los países europeos y las autoridades de la UE son capaces de convertir las palabras en hechos y acciones políticas concretar en relación a la cuestión de la autonomía estratégica, o si, por el contrario, las diferencias entre socios son insalvables e impiden actuar como un bloque de poder.


5.-
EL SUPUESTO INTERÉS MOSTRADO POR EL KREMLIN EN EL CONFLICTO CATALÁN DESDE 2017. ¿ES UN SIGNO DE DEBILIDAD DE LA UE O UN REGALO ENVENENADO PARA ATACAR A LA UE?

A nivel de las autoridades de la UE, es evidente que existen unos dobles estándares aplicados en cuanto a la disidencia cubana, venezolana o rusa, en relación con las vulneraciones de derechos humanos que se suceden en el interior de las fronteras de la UE, como es el caso de la represión del Estado español contra el movimiento independentista catalán.  Se condena las vulneraciones de derechos cometidos por parte de rivales geopolíticos, como China, Rusia o Cuba, y se mira a otro lado cuando son miembros de la UE, como el estado español en relación a Cataluña, diciendo que se trata de unasunto interno”. Por ello, para el Ministro de Exteriores ruso, Sergéi Lavrov, es muy fácil aludir a la cuestión catalana para defenderse de las acusaciones de la UE sobre la existencia de presos políticos en Rusia. Del mismo modo, en diversas ocasiones Turquía ha justificado sus acciones represivas contra los kurdos, aludiendo a la represión contra el movimiento independentista vasco o catalán. Cataluña es el “elefante en la habitación”, por lo incómoda que resulta esta cuestión para las autoridades de la UE, y en mirar a otro lado estas actúan de forma irresponsable. Tarde o temprano, es posible que se dé una mayor implicación internacional para abordar esta cuestión, una vez en Cataluña vuelvan a producirse un aumento de las tensiones.


6.- ¿HACIA DONDE APUNTA EL CONFLICTO CATALÁN?
Una parte del independentismo catalán ha hecho una apuesta por la conocida como mesa de diálogo entre los gobiernos catalán y español. En realidad, se trata de una escenificación, y en este sentido Pedro Sánchez busca escenificar de cara a la comunidad internacional que hace esfuerzos por atajar el conflicto entre Cataluña y el Estado español. Evidentemente no es así. No hay interés por parte de Madrid en abordar el fondo de la cuestión que es como se puede ejercer el derecho de la autodeterminación en Cataluña en el contexto del Estado español, y de Europa. La represión, en los últimos cuatro años es más que evidente, en los que ha habido mas de 3.000 personas represaliadas a manos de las autoridades españolas por su activismo político en favor de la independencia. Incluso con esta supuesta mesa de diálogo ya en marcha, la cuestión de la represión no se está abordando, y continua semana tras semana con nuevos casos y causas penales abiertas contra representantes políticos y activistas. Una represión que, hay que recordarlo, ha sido condenada por el Consejo de Europa, el Grupo de Trabajo para la Detención Arbitraria de Naciones Unidas, y ONGs internacionales como Amnistía Internacional o la Organización Mundial Contra la Tortura.

Por Carmen chamorro, directiva del CIP/ACPE/ACPI
Diplomada en Relaciones Internacionales por SEI

You must be logged in to post a comment Login