Indígenas canadienses solicitan al papa que se disculpe por el abuso infantil

By on June 12, 2015

La Comisión para la Verdad y Reconciliación de Canadá dijo en un informe que el país norteamericano tuvo una “política coherente para eliminar los indígenas y asimilarlos”, y solicitó al papa Francisco que emita una disculpa por el papel jugado por la Iglesia católica en el abuso.
Durante la presentación del informe en Ottawa, el presidente de la Comisión, el juez indígena Murray Sinclair, dijo que Canadá puso en práctica una política de “genocidio cultural” para asimilar y eliminar las culturas indígenas del país.
La Comisión, que durante seis años recogió el testimonio de miles de supervivientes de las residencias escolares, internados forzados que funcionaron hasta 1996 como pieza clave para la asimilación de indígenas, realizó 94 recomendaciones al Gobierno canadiense para proceder a la reconciliación.
Entre las recomendaciones se solicita que Canadá “adopte e implemente totalmente la Declaración de los Derechos de los Indígenas de la ONU”, algo a lo que el Gobierno del primer ministro canadiense, el conservador Stephen Harper, se ha negado hasta el momento.
El organismo también pidió al papa que “emita una disculpa a los supervivientes, sus familias y las comunidades por el papel de la Iglesia católica en el abuso espiritual, cultural, emocional, físico y sexual” sufrido por los niños indígenas internados en las escuelas residenciales, gestionadas por organizaciones católicas.
Otras recomendaciones de la Comisión se refieren a la investigación del número de niños que murieron en las residencias escolares durante el siglo en que operaron.
El organismo cifró en 6.000 los niños muertos por malnutrición, enfermedad y malos tratos, pero señaló que el número puede ser mucho mayor porque las autoridades canadienses no proporcionaron la información necesaria para determinar con exactitud la cantidad de muertes.
Finalmente, la Comisión pidió cambiar el juramento de ciudadanía que los nuevos ciudadanos tienen que recitar al adoptar la nacionalidad canadiense, para que incluya su compromiso de respetar los tratados firmados históricamente con las naciones indígenas de Canadá.
Las residencias escolares fueron internados instaurados a finales del siglo XIX y gestionados por organizaciones religiosas católicas y protestantes, así como por las autoridades federales canadienses, para asimilar a los indígenas del país.
Durante su existencia, más de 150.000 niños indígenas fueron internados en contra de la voluntad de sus familias, y en muchas ocasiones enviados a centros localizados a centenares de kilómetros de sus hogares.
En las residencias escolares, miles de niños sufrieron abusos físicos, mentales y sexuales e incluso fueron utilizados en experimentos médicos para determinar la resistencia del cuerpo humano a la malnutrición.

You must be logged in to post a comment Login