Gobierno de cabo verde amplía esfuerzos por erradicar la caza furtiva de tortugas marinas

By on October 11, 2021

El consumo de carne y huevos de estos reptiles es tradicional, junto con la caza de machos como afrodisíaco.

Uno de los pilares esenciales, dentro del programa Operacional de Turismo caboverdiano 2021/2026, es el de la sostenibilidad medioambiental que preserva, tanto los recursos naturales, como el turismo resiliente, junto a las comunidades locales pescadoras. La protección de las tortugas marinas y sus técnicas de monitoreo son objetivos bien definidos dentro del citado plan turístico, al que se le suman los esfuerzos realizados por los Ministerios de Agricultura y Medio Ambiente para suprimir la caza furtiva de estos reptiles en extinción. Así iniciaba una entrevista el Ministro de Turismo y Transportes en Cabo Verde, Carlos Jorge Duarte Santos con esta corresponsal.

Ciertamente, el ecosistema es frágil al ser Cabo Verde un archipiélago conformado por diez islas volcánicas y si no se emplean recursos y esfuerzos humanos en el tratamiento de las áreas protegidas, las autoridades cometerán en breve, idénticos errores que en otros países.…“La carne de tortuga es muy exquisita y se vende de puerta en puerta; lógicamente, proviene de la caza furtiva, por lo que las tortugas reproductoras requieren de un cuidado y vigilancia extrema al ser nuestra población anidadora,” confirmó el Ministro de Turismo y Transportes, Duarte Santos.  

Por lo visto, en Cabo Verde, el consumo de carne de esta especie marina Boba (Caretta, Caretta ) es tradicional, al igual que el consumo de sus huevos, junto con la caza de machos que se emplean como afrodisíaco. La vigilancia nocturna con patrullas organizadas es ejecutada por la ONG, Projeto Biodiversidade, que protege a esta especie, así como a sus huevos depositados en la arena de las playas. La citada organización y su campamento de inspección, compuesto por una red de trabajadores en conservación (de procedencia alemana, japonesa, rusa, italiana e inglesa), se coordinan con las autoridades locales de Cabo Verde que muestran su preocupación, gracias a las fuertes inversiones efectuadas hace dos años en el archipiélago, como cámaras de videovigilancia, junto a un mayor y efectivo sistema de alumbrado. Con la idea de velar por la puesta de huevos en un emplazamiento inestable o mal estado, esta asociación los distribuye en diferentes criaderos por toda la Isla de Sal. El de mayor extensión se encuentra en la playa de los hoteles RIU. El desove de las tortugas Caretta Caretta supone uno de los mayores atractivos turísticos de Isla de Sal.

El Ministro de Turismo y Transportes de Cabo Verde mostró a esta corresponsal su satisfacción ante la existencia de una población joven, que ha comenzado a sumarse a la causa de la protección animal, con una conciencia participativa de voluntariado absoluto, en beneficio de esta ONG destinada a la conservación del medio ambiente y bajo la dirección de Albert Taxonera. Con un sello muy personal, este ecologista catalán elaboró un reciente estudio, sobre el impacto socioeconómico de las tortugas marinas en Cabo Verde, del que se desprende que, durante el año 2016, se generaron un total de 900.000 euros, gracias a la observación de tortugas y el trabajo de esta ONG en Cabo Verde. El director de esta institución sin ánimo de lucro instó a las autoridades caboverdianas a desembolsar mayores partidas presupuestarias en beneficio de las mismas, dado que la mayor disponibilidad de recursos proviene de entidades privadas como RIU Hotels o Hilton.

En este mismo sentido, Albert Taxonera, ecologista y fundador de Proyecto Biodiversidad explicó a esta periodista la estrategia de cómo enfrentarse a esta amenaza que pone en peligro su supervivencia, sin obviar “el incluir a la comunidad caboverdiana para que se beneficie en sí misma, al igual que un turoperador y así preservar el futuro del Planeta”. Por lo visto, el principal uso que se le daba a este animal fue para la joyería, alimento y medicina tradicional. Hoy en día, se mata a las tortugas por su carne y huevos. La caza de las tortugas es el objetivo principal de los furtivos durante la temporada de anidación, una vez los reptiles arriban a las playas a poner sus huevos. En este caso, el titular de Turismo aludió a los años, 2020 y 2021 como los de mayor índice de desovación verificados por las playas caboverdianas.

Albert Taxonera puso de relieve el apoyo incondicional de su propio organismo a las capacidades de la pesca artesanal, con la idea que se beneficien de la explotación sostenible de los recursos naturales, por lo que esta ONG trabaja muy de cerca con las mujeres pescadoras caboverdianas, las llamadas pexeiras. Así, través del “Proyecto Empodera”, Albert Taxonera y su equipo dan voz a las mujeres de Cabo Verde de la industria de la pesca. “El gobierno debería apoyar más a mi proyecto de tortugas y al de la mujer pescadora para rentabilizar el sector, ahora que hay menos stocks de peces”, explica Albert Taxonera.  Gracias a las arcas y máquinas de hielo, aportadas por el propio Proyecto Biodiversidad, las pexeiras pueden mantener el género y venderlo durante varios días sin tanta presión como antes.

El Titular de Turismo, Duarte Santos explicó que el citado Plan Operacional, arriba mencionado, dispone de cinco epígrafes como la gobernanza del sector, la promoción del destino, la sostenibilidad, la mejora de recursos humanos y el turismo inclusivo. La estabilidad política del país, la seguridad financiera, el desarrollo de estrategias para preservar los recursos medioambientales, el buen clima todo el año y la ubicación entre tres continentes, permiten calificar a Cabo Verde de paraíso y nuevo Caribe de África.  “El turista que viene a las islas anhela la armonía con la naturaleza, la fauna y flora; de acorde a nuevos ecosistemas, a la cultura y a los cruceros”.

Cabo Verde, de reducidos recursos, apuesta en estos momentos por el mercado europeo y americano, en una incesante lucha contra la pobreza, creación de empleo y aumento de la cohesión que aporten un crecimiento moderado de calidad, si bien, respetando la biosfera y con la prestación de servicios de salud. “La fundación Mo Ibrahim (IIAG) ha situado las categorías de gobernanza y seguridad en Cabo Verde entre los primeros niveles de los países del continente Africano”, concluyó su entrevista el Ministro de Turismo y Transporte.

Por Carmen Chamorro García, directiva del CIP/ACPE
Diplomada en Relaciones Internacionales por SEI

You must be logged in to post a comment Login