“Gabo” el Nobel Colombo-Mexicano

By on May 9, 2014
“Gabo” el Nobel Colombo-Mexicano

GABRIEL JOSÉ DE LA CONCORDIA GARCÍA MÁRQUEZ “GABO” (March 6, 1927 – Abril 17, 2014)

Gabriel José de la Concordia García Márquez, cariñosamente llamado ‘’Gabo”, hoy considerado “genio de la literatura universal”, nació en Aracataca- Magdalena (Colombia) en Marzo 6 de 1927 y murió en Ciudad de México (México) en Abril 17 de 2014.

En 1972 había recibido el premio Rómulo Gallegos y en 1982 el Nobel de Literatura, año éste en el que el Gobierno Mexicano lo condecoró con la orden del Aguila Azteca. Su obra maestra “Cien años de Soledad” ha sido traducida a más de 50 idiomas y se han vendido mas de 30 millones de ejemplares. Su estilo literario ha sido difícil de definir por los entendidos en la materia, si bien este se acerca al llamado -realismo mágico-, tiene también matices hasta esta fecha sin definir.

Hoy, después de su muerte , “Gabo” sigue siendo el Nobel Colombiano que en 1982, le trajo la máxima distinción a la literatura Colombiana y a las letras Hispanas.

Lo inexplicable, es ¿por qué después de su muerte tantas personas recurren al sarcasmo para referirse a García Márquez?. Si bien por haber nacido en Colombia lo llamamos nuestro Nobel de literatura, también es cierto que vivió gran parte de su vida en México, país que lo acogió cuando por razones personales tuvo que irse de su tierra natal. Vivió en él más de cinco décadas de su vida. Allí estudiaron sus dos hijos, naciendo incluso uno de ellos. México fue el país que le vio desarrollar sus obras, no diciendo con esto que el Nobel se lo merece México, se lo gano “Gabo” con la narrativa de sus historias en la que describió la idiosincrasia de su pueblo colombiano.

Por qué entrar a decidir si las cenizas de Gabo deben permanecer en Colombia o México, si lo que mas debiera interesarnos es su grandeza como escritor, la historia que dejo enmarcada en su prosa literaria?.

“Gabo” nunca dejó de ser Colombiano, fue uno de los tantos que le tocó dejar su país – cualquiera que haya sido el motivo-, llegó a México y éste lo acogió, al punto de que en algún momento se refirío a México como “la otra patria distinta”.

De que Gabo amó a su tierra natal nadie lo puede negar, sus obras son el máximo reflejo de ello. De que México fue la tierra que le dió la oportunidad para desarrollar su arte, tampoco se puede negar.

Ahora con respecto a que “Gabo” debió invertir su dinero en Aracataca o hacer obras y dejarlas para el pueblo, ¿quién podría asegurarnos de que Gabo no lo pensó algún día y luego se arrepintió al pensar que todo resultaría en vano porque serían obras que se perderían con el tiempo?. Le dejó a Aracataca el orgullo de escribir de ella, de dejarle un Nobel en literatura, y que su prosa no morirá por el contrario vivirá para siempre.
Las letras son el regalo más grande que pudo haberle dejado a su pueblo. La belleza de una literatura mágico-realista, que muchos aun no llegamos a comprender, pero que ha dejado huella alrededor del mundo.

Pub_PO_Providence_LaJornadaCanada_Top banner_980x90

You must be logged in to post a comment Login