Criticas al PM Trudeau por idolatrar a Castro

By on December 19, 2016

Dependiendo a quien usted le pregunte, el mundo conoce a dos cubas: la Cuba de gente linda, cosas como ritmos sensuales y contagiosos como la salsa y la rumba, la Cuba de suculentas y exquisitas comidas. Sin lugar a duda, la Cuba que es sinónimo de lo que significa ser latino.

Aunque menos comercializada, la Cuba que con su mezcla de raíces españolas y africanas es la isla más grande y más excitante del Caribe. El cubano es sinónimo de sinceridad y amigo de quien aventura por su suelo. Los cubanos –aquí y allá-, no lo piensan dos veces para abrirte la puerta de su casa y brindarte un plato de comida o una taza de café. Los cubanos se pueden describir como personas fuertes, expresivas, abiertas, cálidas, generosas y extremadamente amigables, perdone la redundancia.
La otra Cuba es la que la Revolución Cubana siempre ha querido tener oculta bajo los mares y aguamarinas que cubren las playas alrededor de la isla: La Cuba de la dictadura, uno de los últimos bastiones del mundo del comunismo. De hecho, el relativo aislamiento político de la isla ha impedido que el mundo conozca más sobre la opresión, la violación a los derechos humanos, la miseria que allí impera, los presos políticos que él régimen castrista ha sabido mantener bien escondidos de la comunidad internacional, entre otros males.
Es mucho lo que podemos reseñar de la tierra adoptiva del Che Guevara, a quien muchos consideran un héroe y otros tildan de villano. Como héroe fue bautizado por ayudar a Fidel Castro con la revolución y villano por los cubanos que supuestamente linchó sumariamente tras el derrocamiento del también dictador Fulgencio Batista.
Asimismo existen dos Fidel Castro: el líder de la Revolución, cuyo apoyo logró cultivar algunos de los mejores atletas en el mundo; el Fidel que le ofreció al cubano educación gratis y salud gratis. Éstas se encuentran entre las mejores del planeta. De igual modo, existió el Fidel que asentó las leyes más rigurosas para vedar el porte de armas de fuego, y para castigar la delincuencia y el consumo de las drogas. Cuba es un país muy seguro.
¡Cómo no señalar la Cuba, donde usted va al médico gratuitamente y nunca tiene que esperar tanto tiempo para ver un especialista! Esta es la norma en países como Canadá, donde usted tiene que esperar meses y hasta años para ciertas cirugías. Lo que menos deseamos es honrar a semejante opresor; sin embargo, lo que es de cesar es de cesar.
¡Y el otro Fidel Castro! El Fidel responsable de tantos asesinatos; el Fidel que llenó las cárceles de presos políticos; el Fidel que arrestó a ciudadanos y lo envió a una cárcel de máxima seguridad por varios años sólo por decir públicamente, “Aquí en Cuba lo que hace falta es (comida) jama”; el Fidel que a pesar de hacerlos profesionales gratuitamente convirtió a sus ciudadanos en esclavos sin cadenas; el Fidel que torturó y separó a cientos de miles de cubanos de sus familias.
Según afirmó el senador de Texas Ted Cruz, su tía fue una de muchas personas torturadas por Fidel Castro—cuando era sólo una adolescente. Ella y su hermano Rafael, el padre de Cruz, se enfrentaron al dictador, viéndose obligados a abandonar la isla.

Tras la muerte de Castro (noviembre 25, 2016), el primer ministro de Canadá Justin Trudeau enfrentó duras críticas por la forma en la que expresó un “profundo dolor” por el fallecimiento del controvertido ex dictador cubano. Trudeau recordó al fallecido déspota como un “legendario revolucionario y orador” y que era un buen amigo de su padre, Pierre Trudeau.

Cruz, ex candidato presidencial republicano durante la recién elección electoral de Estados Unidos (Nov 2016), y otras figuras políticas vieron la declaración del primer ministro como un bochorno. “Fue vergonzosa y preguntó, ¿Por qué los jóvenes socialistas idolatran a los tiranos totalitarios?” publicó el legislador en su cuenta de Twitter. “Castro, Stalin, Mao, Pol Pot – son todos males, torturadores asesinos”, agregó el cubano-americano, quien nació en Calgary (Alberta) y renunció a su ciudadanía canadiense para poder aspirar a presidente en Gringolandia.
El también cubano-americano y senador por Florida Marco Rubio no se quedó atrás. “¿Es esto una declaración real o una parodia? Porque si esto es una declaración verdadera del Primer Ministro de Canadá, es embarazoso y vergonzoso,” escribió Rubio en su cuenta de Twitter.
Aquí en el patio, quizás para anotar puntos políticos, miembros de la Oposición también criticaron a Trudeau. “No puedo creer que nuestro PM esté expresando ‘profundo dolor’ y llamando ‘legendario revolucionario’ y ‘líder notable’ a un dictador despreciable que mató y encarceló a miles de inocentes y expulsó al exilio a más de un millón”, manifestó Maxime Bernier, miembro del Parlamento Federal por la circunscripción de Beauce, en Quebec y aspirante a líder Partido Conservador.
Fidel Castro, murió a los 90 años – causando controversias en la vida y en la muerte.

Por Dalbert Sánchez
Sanchez.dalbert@gmail.com

Pub_PO_Providence_LaJornadaCanada_Top banner_980x90

You must be logged in to post a comment Login