¿Cómo Viven Los Cubanos Realmente?

By on October 30, 2019

Dos millones de cubanos disponen de móviles de alta tecnología, mientras un tercio de la población cuenta con ingresos de entre 30 y 40 dólares al mes.

Más de un 50%, por debajo del umbral de la pobreza

El primer estudio realizado sobre “El Estado de los Derechos Sociales en Cuba”, presentado estos días en Madrid en el Círculo de bellas Artes, pone de manifiesto que un tercio de los hogares en la isla vive con menos de un dólar al día, siendo el salario mínimo unos 16 dólares mensuales. El 55,4 por ciento de las familias recibe menos de 100 dólares al mes. Así pues, considerando las cifras oficiales sobre el número de hogares y el promedio de habitantes por hogar, el informe concluye que más de un 50% de los cubanos vive por debajo del umbral de la pobreza.

Del citado estudio, desarrollado por un equipo del ODS-CUBA y sus colaboradores en la isla, (tras recopilar denuncias verificadas, reportes e investigaciones externas relacionados con los derechos humanos en Cuba), se desprende que solo un 11 por ciento de los cubanos estima que los ingresos que perciben sus familias son suficientes para vivir dignamente.

Asimismo, algunos analistas y corresponsales extranjeros han elevado, reiterada veces en el Círculo de Bellas Artes, la pregunta cómo puede haber dos millones de cubanos que dispongan de móviles de alta tecnología, si un tercio de la población cuenta con ingresos de entre 30 y 40 dólares al mes. “Estamos, por tanto, hablando de una cultura de simulación para obtener más ingresos y de unas políticas de estado no implementadas, que constituyen un fraude para confundir a la opinión pública”, según palabras de Ernesto Ortiz, editor de varias revistas socioculturales cubanas, programador y fisico.

Este primer estudio independiente, elaborado por el Observatorio Cubano de Derechos Humanos, revela otros datos preocupantes: casi el 70% de los cubanos no cuenta con suministro permanente de agua. El 32% declara tenerlo entre cuatro y cinco días por semana y el 28% menos de tres días por semana. El 8,1% no cuenta con agua potable. Un tercio de la población come dos o menos veces por día. El 22% asegura que su alimentación es deficiente y un 38.4% que es repetitiva. La dieta del cubano se basa en arroz, pan y frijoles. La carne de res y el pescado son los productos que menos se consumen. Más de la mitad de la población considera que su vivienda necesita rehabilitarse/repararse (50,5%) o está en peligro de derrumbe (7,6%); mientras que uno de cada cuatro dice que se conserva en buen estado (24,3%). El 80 % de la población no tiene suministro eléctrico continuo. Más de la mitad de la población registra hasta 10 cortes en los últimos meses. La mayoría de los cubanos (78,6%) asegura que no recibe ningún tipo de asistencia social por parte del Estado. El 41.27% de las personas que necesitan medicamentos no han podido conseguirlo. Solamente el 18.6% ha encontrado los medicamentos en las farmacias del Sistema de Salud. 

Con métodos de muestreo, entrevistas personales asistidas por medios digitales y fichas de trabajo de campo, (realizadas desde el 15 de agosto hasta el 8 de septiembre del presente año); conglomerados y muestra de 1.000 casos validados. Un universo computado con residentes de 18 y más de 18 años; afijación proporcional; un margen de error del +/-3 por ciento, y todo tipo de experimentos muestran una realidad distorsionada que difiere de la mitología expuesta por el gobierno cubano. “Las casas viejas, señoriales coloniales decadentes y los coches americanos de los años 50 confirman la imagen idílica de una isla, plagada de supuestas conquistas de la Revolución, pero lo cierto es que se malvive en una sociedad que reclama prosperidad y garantías en el cumplimiento de sus derechos más elementales”, afirma Ernesto Ortíz.

Por su parte, en la presentación del informe participó también, Antonio Ledezma, ex alcalde de Caracas y exiliado político venezolano, quien hizo un llamamiento a la comunidad internacional para denunciar las pretensiones de los sucesivos dictadores cubanos, en un asentamiento del “tufo invasionista de los Castro en Venezuela de por vida”, mientras existe, en la actualidad, más de 330.000 niños con desnutrición crónica; el regreso de epidemias mortíferas; un salario mínimo de 7 dólares/mes, sin obviar, que sólo un 30 por ciento de la población recibe agua potable y el 80 por ciento vive con apagones diarios. “Recuerdo aún a Chávez cuando transfirió recursos venezolanos de financiación a la construcción de plantas eléctricas en La Habana, justo en uno de los cumpleaños de Fidel Castro. Miren ahora como está un país y otro”.

POR CARMEN CHAMORRO GARCÍA,
DIRECTIVA DEL CIP Y ACPE Y MIEMBRO DE ADESYD

You must be logged in to post a comment Login