Canadá crea una coalición contra detenciones arbitrarias de extranjeros

By on February 15, 2021

Canadá junto con otros 57 países de todo el mundo, además de la Unión Europea (UE), lanzaron este lunes una declaración contra las detenciones arbitrarias de ciudadanos extranjeros por parte de países que utilizan los arrestos para intentar ejercer presión diplomáticamente.

El lanzamiento formal de la “Declaración contra la detención arbitraria en relaciones entre Estados”, a iniciativa de Ottawa, se produce dos años después de que China detuviera a dos ciudadanos canadienses, Michael Kovrig y Michael Spavor, para presionar contra el arresto en Canadá de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou.

Meng se encuentra en Canadá en libertad condicional viviendo con su familia en una mansión en la ciudad de Vancouver mientras espera que los tribunales canadienses decidan si es extraditada a Estados Unidos a petición del Departamento de Justicia, que la acusa de fraude bancario por intentar violar las sanciones comerciales impuestas por Washington a Irán.

Mientras, Kovrig y Spavor están en prisiones chinas por cargos de espionaje y solo pueden ser visitados una vez al mes por parte de personal consular canadiense.

En una rueda de prensa, tras la publicación de la declaración, el ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Marc Garneau, consideró que “hoy es un día histórico” para Canadá porque ese país fue el que lideró la iniciativa contra las detenciones arbitrarias.

Garneau añadió que la declaración es “una expresión de 58 países de que la práctica de detenciones arbitrarias es totalmente inaceptable”.

“Va en contra de los derechos humanos, es inmoral y tiene que cesar”, subrayó.

Sin embargo, el ministró canadiense intentó desligar la declaración de casos concretos, como los de Kovrig y Spavor, o países específicos, y señaló que la intención de la coalición es que las detenciones arbitrarias contra ciudadanos extranjeros dejen de ser utilizadas por los Estados.

“No hemos identificado a ningún país en la declaración porque es específicamente contra la práctica de detenciones arbitrarias, algo que no debería jugar ningún papel en la relaciones entre Estados”, afirmó Garneau.

Entre los países firmantes de la declaración se encuentra Andorra, Costa Rica, Israel, Panamá, Portugal, España y Estados Unidos.

El director ejecutivo de Human Rights Watch (HRW), Kenneth Roth, quien participó en el lanzamiento de la declaración, declaró que la práctica de las detenciones arbitrarias busca, entre otros objetivos, “silenciar a Gobiernos extranjeros, que temen que las críticas públicas pueden dañar sus propios casos consulares”.

Roth sí se refirió a la detención de Kovrig y Spavor por parte de China como “el máximo ejemplo de esta despreciable práctica” para conseguir la liberación de Meng.

Pero, el director ejecutivo de HRW también se refirió a la hipocresía de países que condenan las detenciones arbitrarias cometidas por sus rivales pero no la de sus aliados, en concreto las perpetradas por Estados Unidos, Israel y Arabia Saudí.

“Si condenamos China e Irán, no olvidemos las continuadas detenciones en Guantánamo, las familias de miembros de Estado Islámico en Siria y casos similares en Egipto, Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos, Turquía e Israel por detener a críticos pacíficos con acusaciones inventadas o sin un juicio justo”, añadió Roth.

You must be logged in to post a comment Login