¿Arrestado? Que no Cunda el Pánico (parte 3)

By on October 15, 2020

Microsoft Word – La Jornada — Articulo de Octubre.docx

En este articulo, continuamos explorando el proceso de arresto de acuerdo con la ley penal de Canadá. Y en esta ocasión, le hablaré acerca del derecho de todo acusado a guardar el silencio y de obtener la asesoría de un abogado.

Al momento del arresto, es muy común que uno dé una declaración o por lo menos intercambie unas palabras con los oficiales de policía. Esto sucede por varias razones. Hay personas que con los nervios platican de mas. En otras ocasiones la gente ofrece una declaración voluntariamente porque la honestidad es su convicción, mientras que en otras ocasiones se sienten o son presionados por algún motivo. También, hay personas que asumen que, al decir la verdad, o peor aun que al mentir, el problema va a desaparecer.

Entonces, cuando se trata de guardar silencio o dar una declaración, ¿cuál es la mejor opción?

A lo largo de mi carrera en defensa penal, podría decirle que prácticamente nunca he tenido un caso en el que el cliente fué exonerado en la estación de policía después de dar una declaración. Por supuesto que bromeo, el exonerado no necesita a un abogado. Pero en el fondo, se lo digo en serio. Lea con atención lo que le diré a continuación.

Mi primer consejo: ejercer su derecho a guardar silencio es la mejor estrategia.

Yo, como la mayoría de mis colegas, jamás le recomendaría que dé una declaración. Aun cuando usted sea inocente. Si existe una explicación o información que comprueba su inocencia, el cuarto de interrogación no es el lugar para hablar de ello. Cualquier detalle o información que usted divulgue, tenga la seguridad de que la fiscalía lo usara en su contra.

Si por algún motivo decide que la mejor estrategia es dar una declaración, por lo menos absténgase de declarar hasta que tenga la oportunidad de consultar con un abogado primero. Si después de hablar y consultar con un abogado, usted no ha cambiado de parecer, la decisión será suya al final de cuentas. Pero por lo menos lo estará haciendo una vez que ya ha sido informado de las consecuencias.

Mi segundo consejo: Hable con un abogado.

Recuerde que obtener la asistencia de un abogado es un derecho constitucional de todo acusado. Además, no se preocupe si no sabe a quien llamar o no tiene dinero para contratar a un abogado. El Gobierno de Ontario ofrece asistencia legal gratuita por medio de la dependencia de Legal Aid Ontario (LAO).

La asesoría que usted recibirá por medio de un abogado de LAO será breve y por teléfono. Sin embargo, es importante que si no puede contratar a un abogado, por lo menos hable con un abogado de LAO para que éste le de información acerca de sus derechos, los cargos y el proceso, y le explique cualquier cuestión que no tenga usted muy clara.

Una vez mas, si desea que su asunto se resuelva a su favor consulte con un abogado y absténgase de declarar. El oficial que lo arrestó no tiene la obligación de darle asesoría legal o de ser honesto o confiable durante el proceso. El tiene la opción de mentirle o usar una multitud de técnicas para obtener evidencia en su contra. Hay muchos detalles que el publico no sabe acerca de la ley y es fácil caer en trampas.

LAO tiene bogados disponibles las 24 horas del día, los 7 dias de la semana, y los 365 días del año. Asi que no importa que hora es, a usted se le puede comunicar con un abogado si así lo desea. Y recuerde que, si usted no habla muy bien el inglés, hay un servicio de interpretes disponible también las 24 horas, todo el año.

Mi tercer consejo: absténgase de mentirle a la policía.

Es mejor no decir nada a dar una declaración falsa. Mentir le puede acarrear consecuencias muy graves incluyendo enfrentar cargos adicionales por interferir con la justicia.

Si usted desea ejercer su derecho a guardar silencio, la policía debe respetar su decisión. No necesita dar ninguna explicación. Solo basta con simplemente decir: “quiero ejercer mi derecho a guardar silencio.” Al usted decir esas palabras, el oficial que esté intentando interrogarlo deberá cesar la interrogación y no hacerle mas preguntas. Aunque esto no siempre sucede. Si el oficial persiste, se le aconseja seguir repitiendo esa frase o bajar la cabeza y mantenerse en silencio.

Hay personas que no pueden decirle a un policía directamente que no quieren declarar. En ese caso, los abogados normalmente aconsejamos que diga: “Mi abogado me aconsejó ejercer mi derecho a guardar silencio por lo cual me abstengo de declarar.”

Nuevamente, si desea que su asunto se resuelva a su favor consulte con un abogado y absténgase de declarar. Recuerde que LAO le ofrece asistencia gratuita, y por supuesto, yo estoy a sus órdenes

Por último, recuerde que este articulo presenta una discusión general y que la mejor asesoría legal es aquella hecha a la medida única del cliente y basada especialmente para el o ella.

Para programar una CONSULTA GRATUITA o si desea más información, por favor vaya a maciellaw.ca o llame al 226-234-2303.

Por Citlally Maciel

You must be logged in to post a comment Login