No le busquemos tres pies al gato-cannabis …

By on December 19, 2016

Sabemos que el uso medicinal de la marihuana es ya permitido en Canadá así como en Holanda, Francia,  e Inglaterra. Actualmente en Canadá hay una propuesta de ley la cual permitiría la legalización del Canabis.

Los canadienses aun no tenemos idea de cuándo se podrá comprar marihuana recreativa, quién puede comprarla y cuánto, tampoco dónde y cómo se venderá el cannabis. Ahora que el gobierno federal ha recomendado contra la venta de cannabis en las tiendas de licores, no está claro si las ventas serán en las tiendas administradas por el gobierno, farmacias o tiendas privadas.

He escuchado con interest y terror como los que son pro-legalización de esta droga defienden el derecho a comprar y vender, pero al mismo tiempo la discusiones en torno a la edad permitida para consumo de la misma. Quiero enfatizar que el consumo irrestricto de la droga es preocupante porque se han encontrado indicios de que puede afectar transitoriamente la memoria y hasta empeorar cuadros psicóticos. Acaso se nos ha olvidado que el cannabis es la puerta de entrada para drogas más pesadas, como la cocaína y el crack?

Soy un fuerte promotor de que se tenga una discusión ética relevante para definir cuál es el límite entre el uso medicinal de la hierba y el uso “recreativo”. No es el punto de que Mr. Trudeau haya reconocido durante si campaña que el fumaba marihuana y que ahora sea el abaderado de esta causa, sino aceptar que la marihuana es una droga peligrosa que debe evitarse. Esta bien documentado que el cannabis causa dependencia y afecta la mente, la psiquis, la personalidad y el cuerpo. Le recuerdo al gobierno deferal, que el esfuerzo para la legalización de la marihuana en Canadá no indica que su uso sea seguro, ni aun en bajas porciones o hasta en el uso medicinal.

Sabemos de sobra que uso a largo plazo puede llevar a la adicción. Estudios muestran que los que experimentan con marihuana se vuelven adictos. Los mismo sucede con los que se vuelven alcohólicos después de probar el alcohol. Es un problema particularmente significativo con los adolescentes, dado que el cerebro se desarrolla activamente durante esa etapa de la vida.

-El uso de la marihuana afecta negativamente el desarrollo de las conexiones nerviosas del cerebro. Sus efectos continúan hasta la etapa adulta y pueden volverse permanentes.
-La marihuana ha mostrado ser una droga de iniciación; los que la usan están en mayor riesgo de usar otras drogas aún más peligrosas.
-Estudios han encontrado asociación a un mayor riesgo de afecciones mentales tales, e.g. la ansiedad y la depresión.
-La marihuana afecta las funciones cerebrales del pensamiento y el razonamiento.
-Afecta la capacidad de conducir un vehículo, y está relacionada con un incremento de accidentes, aun fatales.

Conclusión: el cannabis es una peligrosa droga que debería ser evitada; es adictiva, y afecta significativamente la mente, la psiquis, la personalidad y el cuerpo.

La creación de centenares de drogas nuevas en los laboratorios, y el redescubrimiento y la popularización de productos químicos muy antiguos, tales como la marihuana y la cocaína, han complicado gravemente un problema comparativamente sencillo, y plantean un desafío creciente en la sociedad canadiense. En una sociedad que tolera y aun promueve el uso de drogas, la adicción es una amenaza creciente.

Ojo. No le busquemos tres pies al gato …

You must be logged in to post a comment Login