¡Muévete!

By on July 27, 2016

En estos tiempos se habla mucho de la comida orgánica. Unos dicen que vale la pena invertir en estos alimentos, y otros afirman que son muy caros y que no se nota la diferencia con los alimentos producidos mediante la agricultura industrializada. Esta polémica confunde a muchos, y hay quienes optan por no hacer ningún cambio en sus fuentes de alimentación. “Después de todo, de algo me voy a morir”, dicen.

Si tú piensas así, comprendo tu confusión; pero antes de que te estreses acerca de este asunto, permíteme compartirte lo que significa el término orgánico y cuáles son los beneficios de estos productos para la salud. Luego, con suficientes bases, podrás tomar una decisión para el bien de tu familia.

¿Qué significa “orgánico”?

El término “orgánico” hace referencia a la forma en que los productos agrícolas son procesados y cultivados. Para que un producto sea clasificado como “orgánico” debe haber sido producido sin pesticidas sintéticos, sin genes de alimentos producidos mediante la bioingeniería, y sin organismos genéticamente modificados (OMG) ni fertilizantes a base de petróleo. El ganado debe ser alimentado orgánicamente y criarse al aire libre, no encerrado en establos. Tampoco se permite administrarles antibióticos ni hormona del crecimiento.

Beneficios de los alimentos orgánicos

Algunos estudios revelan que los alimentos orgánicos tienen más nutrientes beneficiosos, como antioxidantes, en comparación con los del cultivo convencional.
Las personas que consumen alimentos orgánicos encuentran que sus síntomas de alergias disminuyen, y en algunos casos desaparecen.
Los productos orgánicos tienen menos pesticidas: fungicidas, herbicidas e insecticidas, los cuales son muy perjudiciales para nuestro organismo.
Los alimentos orgánicos aportan un sabor más natural.
Los animales criados orgánicamente no son tratados con antibióticos ni con hormona del crecimiento, los que podrían estar relacionados con la obesidad y otros problemas.
Como puedes ver, aunque más caros, los alimentos orgánicos son mejores para la salud. Después de todo, tú vales mucho. Ámate a ti mismo y comprométete a cuidar el cuerpo que Dios te ha confiado. Tienes la oportunidad de ser un embajador de Dios para decirle al mundo que fuimos creados para cuidar la tierra. Decide alimentarte con la mejor comida posible. Dios te dará salud.

El autor es nutricionista y entrenador personal. Escribe desde Seattle, Washington.

 

Por Oscar Santana, Editor invitado

You must be logged in to post a comment Login